La Vía Dolorosa

Este mensaje nos ayudará a comprender los “no” de Dios para tomar su respuesta como un deber y un privilegio que nos permite participar de los sufrimientos y el dolor de Cristo.

Sufrimiento, perplejidad y desesperación

El sufrimiento no nos debe sorprender como cristianos, el sufrimiento es una vocación, un llamado de Dios. Todo cristiano es llamado a sufrir.