Palabras duras. Palabras necesarias.

Jesús dijo palabras duras que son necesarias para confrontar nuestra manera de vivir y de testificar acerca del evangelio. Las respuestas que emanan ante sus palabras son: Lo odiamos o lo amamos.